Menú

¡Chequeos médicos! Una guía para conocer su importancia y periodicidad.

Los años no son sinónimo de enfermedad, pero con la edad sí nos volvemos más susceptibles a ella. Por eso, lo mejor es hacernos unos chequeos regulares que nos ayuden a prevenir algunos problemas de salud.

Pero, ¿sabemos por qué y con qué periodicidad debemos realizarlos? Descubramos la importancia de realizarlos dependiendo de nuestra edad.

Importancia de los chequeos regulares

Aunque durante toda nuestra vida hayamos tenido hábitos saludables de alimentación, actividad física y no hayamos fumado o bebido alcohol con regularidad, debemos hacernos revisiones médicas. Esto ya que, la salud depende de distintas condiciones, por ejemplo, de la genética, si en nuestra familia hay personas que sufren de alguna enfermedad en específico como la diabetes, hipertensión o alzheimer, existe una probabilidad de que nosotros podamos heredarla, aunque esto no pase en todos los casos.

Hacer los chequeos periódicos nos permite detectar a tiempo posibles enfermedades, prevenirlas o con suerte, tratarlas a tiempo.

Frecuencia de los chequeos

La frecuencia con la que debemos hacer esta visita depende de nuestra edad. De hecho, la Organización Mundial de la Salud aconseja a las personas mayores de 60 años hacerse un chequeo cada año.

Sin embargo, desde que cumplimos 50 años debemos prestarles más atención a ciertas partes de nuestro cuerpo, en el caso de las mujeres, es recomendable practicar la mamografía y la citología con regularidad. Además de esto, es recomendable ponerle atención a nuestro corazón, pues los problemas cardiovasculares son los que más se detectan en este tipo de chequeos.

A partir de los 60 años los chequeos deben ser más frecuentes, por ejemplo, es muy importante llevar un control de las vacunas, poner una dosis anual de la influenza, o vacunarse contra el neumococo. Algunos exámenes se vuelven más frecuentes, como el de los niveles de azúcar en la sangre cada 4 meses, el examen de orina, la placa de tórax y el electrocardiograma, que se realizan cada año.

Finalmente, debemos recordar que estos chequeos son una forma de cuidarnos, sin embargo, hacerlo no previene enfermedades en su totalidad, algunas recomendaciones adicionales para el cuidado de nuestra salud son:

  • Seguir una alimentación balanceada.

  • Dejar hábitos que no le hacen bien a nuestro cuerpo y piel, como: fumar o beber bebidas alcohólicas.

  • No auto medicarse y llevar un control responsable de los medicamentos.

  • Tratar de no aislarse, seguir en contacto con nuestros amigos y familia.

  • Hacer actividades que nos gustan y que mantengan nuestra mente activa, por ejemplo: leer, coser o escribir.

Todos queremos vivir cada etapa de nuestra vida con plenitud, por esto es esencial conocer sobre la importancia de hacer estos chequeos para prevenir enfermedades y así, disfrutar sana y activamente de nuestra vida con las personas que más queremos.

Recuerda que en TENA nos preocupamos por tu bienestar y tenemos un producto para cada necesidad. ¡Vive una vida plena con TENA!

123

Inscríbete a nuestro contenido

Recibe información especializada según tu necesidad y conoce todos los beneficios que TENA te ofrece.

TE PUEDEN INTERESAR

VER TODOS LOS ARTÍCULOS